Enjaular caballos

Click for english version

La práctica habitual en el mundo del caballo dicta que los caballos sean estabulados, provistos con comida, agua y un lugar para descansar. Este requisito minimalista para mantener caballos estabulados es un factor limitante para la expresión de los repertorios de comportamiento normales de caballos, que sin duda, pone en apuros el bienestar de los animales.

La cuadra, donde se confinan habitualmente caballos, por lo general son pequeños compartimentos. Compartimentos pequeños para confinar animales se conocen como jaulas.

Hasta las cuadras más lujosas son meros compartimentos para animales, entornos desprovistos de estímulos, donde los caballos son incapaces o no permitidos interactuar con otros de su especie, y tampoco pueden llevar a cabo actividades que desempeñarían si estuvieran en estado salvaje o un entorno enriquecido.

Esto puede ser bastante difícil de digerir para la mayoría de “monos desnudos”, ya que nuestra historia natural es muy diferente a la de ellos. Con las mejores intenciones les protegemos de las inclemencias, les alejamos y les mantenemos alejados de otros caballos para que no se lesionen entre ellos, encerrándolos por su supuesto bienestar, y nuestra propia tranquilidad. Nos esforzamos por darles de comer el mejor alimento de calidad, por lo general las cosas caras, basándonos en consejos de los profesionales, o simplemente siguiendo la excusa menos critica de “Siempre se ha hecho asi!”

El confinamiento en jaulas, corrales o incluso acuarios en la mayoría de los casos impide que los animales incurran en comportamientos exhibidos cuando se vive en condiciones más en acorde para la especie, y sabemos bien que esto puede causar sufrimiento y malestar.

Últimamente ha habido un gran interés en mejorar la calidad de vida de los animales en cautividad y domésticas que han llevado al desarrollo de enriquecimiento ambiental, que a su vez ofrecen estímulo y oportunidades para expresar comportamientos específicos de cada especie.

Un ejemplo del padre de Zoo Biología, Heini Hediger (1955), fue un enriquecimiento que proporciona en el Zoo de Zurich a las cebras en cautiverio. Durante uno de sus viajes a África, se dio cuenta de que muchas cimas de las termiteras habían sido pulidas. Heidiger, descubrió que las cebras venían a frotarse en estos montículos como parte de sus actividades de aseo personal, hasta dejarlas lisas.

En el recinto de la cebra en el parque zoológico de Zurich,  se instaló una imitación de termitero hecho de cemento y las cebras empezaron a frotarse con mucho entusiasmo y acabando derribar el montículo de cemento. Una vez que se reforzaron estos montículos improvisados, Hediger informó que el montículo “ha estado en uso diario desde entonces” (Hediger, 1955).

Ernst Inhelder, otro zoólogo suizo, estudió especies manteniendo animales aislados en recintos empobrecidos o estériles. Inhelder, señaló que los animales criados en esas condiciones desarrollan conductas y actividades sin sentido, repetitivos, y estereotipiados.

Se llevaron a cabo estudios similares en animales de laboratorio y, por ejemplo, se encontraron que los conejos movían la cabeza de lado a lado, mordían los barrotes o caminaban en círculos. (Morton et al., 1993). Lo mismo puede decirse para las aves (Morris, 1966), los carnívoros (Fox, 1986), roedores (Baenninger, 1967; Wiedenmayer, 1987;. Würbel et al, 1998;. Callard et al, 2000; Reinhardt y Reinhardt, 2001) y primates (Erwin y Deni, 1979; Poole, 1988; Harris, 1989).

En un intento de mejorar las condiciones a través de incrementar el tamaño de la jaula, Galef y Durlach (1993), así como Bayne y McCully (1989), encontraron que el tamaño de la jaula no reduce necesariamente la estereotipia. Esto es de esperar, ya que es el medio ambiente empobrecido que pueda ser la causa de los estereotipos y no sólo el tamaño de la jaula.

Cuadras abiertas, o mini paddocks se han aprovisionado recientemente en muchos centros de equitación, precisamente en un intento de enriquecer la vida de sus caballos. Estos compartimentos abiertos muchas veces siguen siendo estériles y carecen de enriquecimiento, sobre todo de la clase social. Pero son mejor que una patada en el culo!

Una estereotipia es un ritual  repetitivo de comportamiento que no tiene ninguna función aparente. Aquí una cita de Katherine Houpt:

“Durante años, hemos llamado a comportamientos como estos vicios de cuadra.” Denominar estereotipias,  “vicios” no es acertado  de acuerdo con los avances en investigación científica. Por otra parte, sin duda lo que nos indican estereotipias, es que no son realmente malos hábitos per se, sino simplemente las reacciones de los caballos que no están recibiendo lo que necesitan. Podéis leer más siguiendo este enlace: Stable Vice or Stereotypie?

A pesar de la domesticación, los animales conservan en gran parte el repertorio conductual básico de sus contrapartes salvajes. Hay poca evidencia que sugiere que el proceso de domesticación haya resultado en la pérdida del repertorio de comportamientos específicos de la especie (Price, 1999), como tampoco los patrones motores básicos (Scott y Fuller, 1965; Hale, 1969; Miller, 1977).

“Los animales domésticos son a veces provistas de un medio ambiente que es físicamente similar al hábitat de sus ancestros salvajes. Adaptaciones fisiológicas y de comportamiento a ese entorno se lograrán fácilmente. Muy a menudo, sin embargo, el ambiente de cautiverio no coincide con el ambiente ancestral y la adaptación es desafiada. “(Price, 1999)

No es de extrañar que cuando estos animales se sacan fuera de sus confines “aburridas”, aislados y más bien estériles, la mayoría reaccionan a los estímulos novedosos con comportamiento temeroso o agresivo. Parece que los caballos “(…) muestran un aumento compensatorio en la actividad cuando se libera de sus puestos de estabulación (Houpt et al., 2001).

El aislamiento social es una experiencia inquietante para los caballos, y los sujetos aislados muestran las reacciones de estrés de comportamiento y fisiológicas (Mal et al., 1991).

Es a la luz de toda la exposición anterior que debemos tener en cuenta que los caballos confinados o aislados en ambientes estériles, tales como las cuadras en batería convencionales o jaulas no son suficientes para proporcionar el bienestar y favorecer comportamientos más deseables, ya que no pueden realizar la mayoría de sus comportamientos específicos de especie tales como; huir, las relacionadas con comportamiento social, explorar el medio ambiente, incluso pastar o caminar.

Al final, realmente depende de ti si decides enjaular tu caballo, o no.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s